Irrigador dental o bucal

El irrigador dental, también llamado irrigador bucal, es un dispositivo utilizado para limpiar los espacios interdentales con un chorro de líquido a presión. De esta manera, los restos de comida y las sobras pueden ser eliminados completamente de todos los huecos difíciles de alcanzar en la cavidad bucal, lo que previene, entre otras cosas, las caries. En resumen, es un limpiador de dientes con agua a presion que llega donde no puede llegar el cepillo de dientes.

Comprar irrigador dental

Si quieres comprar un irrigador dental, entra en alguno de los siguientes enlace, dependiendo de lo que estés buscando. En todos ellos encontrarás algunos de los mejores productos y una explicación que puede ayudarte a decidir por una marca u otra.

¿Para qué sirve un irrigador dental o bucal?

Como función principal, los irrigadores bucales tienen la obligación de hacer que la limpieza de dientes sea una acción llevada a cabo con total satisfacción, dejando ni siquiera una pequeña muestra de suciedad por lo que se haya comido.

Con los irrigadores, gracias al agua que constantemente están lanzado, la limpieza dental se vuelve totalmente profesional, por ello, puede resultar mejor utilizarlo al momento de cepillarnos después de cualquier comida del día. Su función ideal, en resumidas cuentas, es que se limpien mejor los dientes y la boca con su uso.

La limpieza de los dientes es algo que debemos tener siempre en cuenta, pues siempre será mejor tener unos dientes limpios, a tener que sufrir de caries. Por ello, y por muchas otras enfermedades bucales, siempre hay que cepillarlos después de cada comida, para quitar los restos que quedan pegados en los propios dientes.

irrigador dental

De la misma forma, hay que sacar algunos otros restos que pueden quedar en las encías, paladar y lengua, pues también son parte fundamental de nuestra boca.

Gracias a la tecnología con la que contamos en hoy en día, la limpieza dental y bucal se ha vuelto mucho más sencilla y especializada, pues podemos encontrar en el mercado distintos productos  que harán que nuestros dientes y boca se vean como recién salidos del dentista, por lo limpios que estarán.

De hecho, se pueden llegar a asociar los irrigadores dentales con el instrumento de chorro de agua que utilizan los dentistas cuando hacen cualquier tipo de acción en nuestra boca, como una higiene dental. Por ello los irrigadores son una opción moderna para hacer que nuestros dientes luzcan mucho más limpios de lo que podían estar con tan solo una pasada de cepillo dental.

Beneficios de utilizar un irrigador dental

El primer beneficio ha quedado bastante en claro en el apartado anterior, pero cabe seguir señalándolo porque es lo primordial con este tipo de instrumentos. El mayor beneficio es la calidad de la limpieza dental y bucal que estaremos obteniendo con el uso del mismo.

También será el mejor aliado de limpieza dental para aquellas personas que tengan ortodoncia, porque los pedazos de comida que se quedan atascados entre los aparatos suelen ser mayores. Lo mismo para las personas que tengan dientes arreglados o alguna prótesis.

irrigador bucal

Al usar un irrigador dental, también estaremos rebajando la cantidad de placa bacteriana que existe en nuestros dientes, por lo que también estaremos reduciendo en gran medida las posibilidades de tener caries en algún momento. Otro beneficio es que si, por ejemplo, utilizamos enjuague bucal en lugar de agua en nuestro irrigador dental, nuestros dientes quedarán mucho más limpios y tendremos un aliento fresco durante todo el día.

En el siguiente vídeo puedes ver una completísima explicación de todas las ventajas de utilizar un irrigador bucal, así como algunas estadísticas que demuestran que es el mejor aparato para limpiar los dientes y las encías. En el vídeo hablan del irrigador Waterpik, pero es válido también para cualquier marca.

Cómo usar un irrigador dental

Usar un irrigador buscal es fácil, aunque el funcionamiento puede variar dependiendo del modelo del que dispongas, ya que cada marca puede dotarles de unos interruptores y mandos y otros.

Normalemente, el tanque que contiene el agua tiene un interruptor de encendido y apagado, el cual al pulsarlo empezará la irrigación y saldrá el agua a presión. También suele haber una rueda para poder controlar la presión a la que sale el agua.

El irrigador también suele tener sus proprios botones dependiendo de la marca y el modelo. Es normal que tengan un botón para que al pulsarlo se detenga la salida del agua por el orificio, o directamente un interruptor de encendido y apagado.

Algunos modelos también tienen algunos extras, como por ejemplo, un botón que activa una vibración para masajear las encias.

¿Cuál es el mejor irrigador dental?

Saber cuál es el mejor irrigador dental en calidad precio es una de las preguntas estrellas que se hacen todas las personas que necesitan comprar su propio aparato de agua a presion para los dientes. Pero la verdad es que no existe el mejor irrigador bucal en específico, sino que a cada persona le puede ir bien uno u otro dependiendo de las necesidades que tenga.

En el mercado actual se peden conseguir todo tipo de irrigadores, desde los más simples, hasta los más complejos que vienen con piezas de repuesto. Por lo tanto, el tipo de irrigador que escojamos, dependerá, entre otras cosas, de si queremos sólo uno o queremos contar con los repuestos.

Sea como sea, podemos encontrar bastantes tipos de irrigadores bucales en el mercado, así que, es cuestión de revisar los diseños y el precio de cada irrigador bucal antes de elegir uno, para así escoger el mejor para satisfacer las necesidades que tengamos.

Precios de un irrigador bucal

El precio de un irrigador dental depende de las funcionalidades que tenga, pero en el mercado puedes encontrar un amplio rango de precios para todos los bolsillos.

Si estás buscando irrigadores bucales baratos, puedes encontrar modelos por un rango de entre 30 y 50 euros aproximadamente. Un irrigador dental barato suele ser un modelo portátil, en los que el tanque de agua va integrado y su capacidad no es tan elevada como la de uno fijo. Aunque también puedes encontrar modelos con tanque con un precio como el mencionado.

Si tu presupuesto es más elevado, hay modelos con más funcionalidades cuyos precios empiezan a partir de los 50 euros y pueden llegar a superar los 150 euros. Normalmente, como ocurre con cualquier producto, cuanto más caro es, más funcionalidades y mayor calidad suele tener.

irrigador dental precios

Principales marcas de irrigadores dentales

Como todos los artículos e instrumentos que podemos conseguir en cualquier mercado, las marcas de cada uno pueden variar, así presenten un mismo tipo de producto, cada marca le da su propio toque. En el caso de los irrigadores dentales, también existen varias marcas que los sacan a la venta en el mercado y, por lo tanto, hay algunas marcas mejores que otras.

Entre las principales y mejores marcas que podemos encontrar en el mercado en cuanto a irrigadores dentales, destacan nombres como: Waterpik, Oral-B, Pro-HC y AEG. Si el irrigador dental que compramos pertenece a alguna de estas marcas, hay motivo para estar satisfechos con la compra, pues son garantía de excelente calidad.

Como hemos comentado, son varios los beneficios que podemos tener si optamos por tener un irrigador dental en nuestro hogar, reducimos las probabilidades de una enfermedad bucal, limpiamos bien en su totalidad, evitamos las caries y luciremos una sonrisa radiante. Así que, si estamos preocupados por nuestra salud dental, no hay mejor opción que comprar un irrigador dental de una buena marca, pues nos encargaremos que la limpieza diaria después de cada comida sea la mejor de todas y reduciremos también las visitas al dentista, cosa que suele ser un gran miedo para muchos.